Mascarillas de arcilla para una piel más limpia y purificada

Puntos negros, acné, exceso de grasa… las mascarillas de arcilla son perfectas para desintoxicar y oxigenar la piel aportándole salud, suavidad y luminosidad. Aplicadas una o dos veces a la semana, son increíbles a la hora de eliminar impurezas y lucir una piel limpia, luminosa y uniforme.

La arcilla, utilizada desde la antigüedad por sus magníficas propiedades cosméticas, está compuesta principalmente por silicatos de aluminio en combinación con otros minerales y oligoelementos. Su poder radica precisamente en ese rico contenido del que puede beneficiarse nuestra piel. No todas son iguales. Sus distintos colores son el resultado de su composición química que dependerá del lugar de donde hayan sido extraídas.

TIPOS DE ARCILLAS

Arcilla amarilla

Si quieres oxigenar la piel, eliminar las toxinas y reparar los tejidos, esta es la arcilla recomendada, es ideal para todo tipo de pieles, mientras que desintoxica la piel, le brinda minerales como zinc, cobre, hierro y potasio.

Arcilla verde

Es un excelente purificante y limpiador, ideal para pieles grasas, pues también ayuda a regular el exceso de grasa en la piel. Posee hierro y magnesio que además de nutrir la piel, también la purifica y le brinda hidratación.

Arcilla gris

La arcilla gris está súper recomendada para eliminar toxinas de la piel, purificar y limpiar, por eso es ideal en casos de acné, pues también ayuda a desinflamar y reducir rojeces; además actúa como aclarador.

Arcilla roja

Ideal para pieles que presentan extrema sensibilidad o dermatitis, además le brinda a la piel hierro. Es excelente pues tiene propiedades curativas y regeneradoras, también actúa como antiinflamatorio y activador de la circulación.

Arcilla blanca

Este tipo es un excelente desintoxicante para la piel, además posee propiedades antibacterianas y curativas por lo que es súper recomendado para pieles con problemas de acné. Elimina las impurezas de la piel, a la vez que súper hidrata el cutis y ayuda a regenerar las células.

Arcilla rosa

Es una mezcla de la arcilla blanca y roja, por lo que sus beneficios son más, es recomendada para pieles sensibles o delicadas que quiere purificar su cutis y revitalizarlo.

PROPIEDADES GENERALES DE LAS ARCILLAS

  • Alto poder exfoliante y su capacidad para ayudar a la regeneración celular.
  • Acción contra impurezas y toxinas acumuladas en la dermis (causantes en la mayoría de los casos de la obstrucción de los poros y la consiguiente aparición de puntos negros y granitos).
  • Capacidad de absorción, lo que las hace especialmente indicadas para cutis grasos.
  • El aporte de sustancias revitalizantes y remineralizantes que su uso regular proporciona a la piel.

En este tipo de mascarillas, la arcilla se suele combinar con otros elementos para potenciar sus beneficios. Su unión con determinados aceites esenciales como el de caléndula, limón, rosa mosqueta, aloe vera o argán, puede potenciar las cualidades de una arcilla concreta incrementándolas de manera notable.

CONSEJOS DE UTILIZACIÓN

1. Las mascarillas con arcilla pueden resultar muy efectivas en la piel, por eso se recomienda usar 1 o 2 veces por semana, pero no más, para no agredir ni lastimar el cutis.

2. Conserva tu mascarilla de arcilla en la nevera, hará que conserve mejor sus propiedades y además cuando la apliques refrescará tu piel.

3. Antes de aplicar la mascarilla, tu rostro debe estar limpio, aplica la mascarilla y quédate quieta para que cuando se seque no se vaya a cuartear y se caiga y pierdas algunos de sus beneficios.

4. Antes de que se seque completamente, es el momento ideal para retirar la mascarilla, hazlo con agua tibia, luego aplica un tónico y una crema hidratante para terminar tu tratamiento de belleza.

Deja un comentario