¿Influye la contaminación en la caída del cabello?

La contaminación es un problema cada vez mayor, y no somos conscientes de todas las repercusiones que puede tener para nuestra salud. Pero, ¿también influye la contaminación en la caída del cabello?

La respuesta desgraciadamente es que sí, algunos estudios científicos recientes demuestran que la contaminación provoca alergias en la piel o caída prematura del cabello, entre otros muchos problemas.

En este post voy a recopilar algunos tratamientos que pueden ayudarte a contrarrestar estos efectos.

¿Influye la contaminación en la caída del cabello?

Como ya dije con anterioridad, sí, la contaminación ambiental es un factor influyente en la caída de nuestro cabello. Esto se debe a que las partículas que se encuentran suspendidas en el ambiente (PM10) se quedas adheridas a nuestro cabello, produciendo un estrés oxidativo en el folículo piloso, irritando y dañando el cuero cabelludo. Se ha comprobado científicamente que estas partículas disminuyen los niveles de catenina beta, responsable del crecimiento capilar, por eso este problema está tan relacionado con la caída capilar.

Para reducir el impacto que tiene la contaminación en nuestro cabello, es importante promover la protección de la fibra capilar, así como la del folículo piloso ante la exposición de estos agentes contaminantes. Un aliado increíble para esta tarea es el ácido hialurónico, que va a actuar como una barrera mecánica a la acción negativa de los contaminantes en la fibra de cabello, dejándola simultáneamente más hidratada y resistente a la ruptura y a la caída.

¿Cómo puedo combatir esta caída del cabello?

Para reducir al máximo este problema, es importante prestar atención a varios factores.

Algunos consejos útiles para mantener el cabello limpio son: lavar el cabello con agua tibia y termina con un último aclarado de agua fría; evitar cargar el cabello con productos de acabado como lacas, geles, ceras y demás productos que acumulen más residuos en nuestro cuero cabelludo; y, por último, recoger el cabello o proteger con accesorios capilares. Esto sumado al uso regular de protectores con filtro UV y el cepillado diario del cabello para eliminar toda la suciedad que hemos acumulado durante el día, nos ayudará a frenar los efectos de la polución y lucir una melena saludable.

Es igual de importante cuidar nuestro cabello por dentro como por fuera. Algunos alimentos que pueden ayudarnos a que el cabello crezca más fuerte son aquellos ricos en vitamina C (kiwi, el brócoli, la papaya, la grosella…), beneficiosos para aumentar la microcirculación capilar, favoreciendo la oxigenación del cabello para que reciba mayor cantidad de nutrientes. Por otra parte, el aguacate, los aceites vegetales y los frutos secos, como las avellanas, las almendras y los pistachos son ricos en Vitamina E, que contribuye a la protección de las células frente al daño oxidativo. Y también muy importante el aporte de Omega 3 que el pescado azul (especialmente en el atún, el salmón, el rodaballo y las sardinas). Por último el zinc, uno de los mayores aliados en el crecimiento del cabello: el chocolate, las espinacas, la carne de cordero o el germen de trigo son ricos en este mineral.

¿Cómo saber qué tratamiento es el mejor para mi cabello?

Entre los tratamientos capilares más avanzados para solucionar la caída del cabello y a frenar los efectos de la contaminación encontramos las siguientes técnicas.

Mesoterapia Capilar

Mediante este tratamiento de mesoterapia capilar, se inyectan los nutrientes y las vitaminas que el organismo necesita y que son necesarios para el crecimiento del cabello.

Este método es totalmente indoloro y el paciente no necesita ningún tipo de anestesia. Cada principio activo de este tratamiento es diferente, ya que no todas las personas tienen las mismas características o necesidades.

Bioestimulación Capilar

Con este tratamiento capilar se trata toda la superficie del cuero cabelludo aumentando la capacidad de absorción de la piel.

También se recupera la salud capilar afectada por la presencia de patógenos (caspa, exceso de sebo, tinte o contaminación) que impiden la oxigenación del pelo.

PRP (Plasma rico en plaquetas)

En esta técnica se inyectan plaquetas, las cuales, ayudan a acelerar la renovación celular y la salud de los propios tejidos.

Primero, se extrae sangre del mismo paciente para que no haya ningún tipo de rechazo. A continuación, se procesa para separar las plaquetas del resto de los componentes y se inyectan directamente en el cuero cabelludo consiguiendo una importante mejoría.

Láser Capilar con LED Omnilux

Este tratamiento estimula el crecimiento del pelo. Aumenta el flujo sanguíneo y promueve una mayor oxigenación en el cuero cabelludo. Así crecerá mucho más fuerte y sano.

Eso sí, por desgracia, esta técnica no hará que crezca pelo nuevo en zonas que hayan quedado despobladas o calvas. Solo permitirá que el pelo más fino crezca de nuevo mucho más grueso y fuerte.

Dependiendo del problema capilar, será necesario llevar a cabo un tratamiento u otro o combinar varias técnicas.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: