Fortalecer el sistema inmunológico es muy fácil

El sistema inmunológico es la defensa natural del cuerpo contra las infecciones, como las bacterias y los virus. Está formado por una compleja red de órganos, tejidos y células capaces de discriminar de forma eficaz entre sustancias patógenas o inocuas. Se encuentra repartido por todo el cuerpo, pero se concentra especialmente en las mucosas del sistema respiratorio y en la mucosa intestinal.

¿CÓMO PODEMOS SABER SI NUESTRAS DEFENSAS ESTÁN DEBILITADAS?

Cuando el sistema inmunológico se encuentra debilitado hay una serie de síntomas que pueden alertarnos, que son:

  • Infecciones y/o resfriados reiterativos
  • Alergias
  • Enfermedades simples, que duran más de lo normal, demoran en curarse o se agravan
  • Fiebre frecuente
  • Ojos secos
  • Cansancio habitual
  • Náuseas y vómitos
  • Diarreas
  • Manchas en la piel
  • Caída del cabello

¿CÓMO FORTALECER EL SISTEMA INMUNOLÓGICO?

Cuida tu alimentación

Los nutrientes que obtenemos a través de los alimentos, cumplen un papel muy importante en el desarrollo y buen estado de nuestro sistema inmune. En el caso de presentarse un déficit o falta de algún nutriente este sistema verá disminuida su capacidad de defendernos.

Mantener una dieta equilibrada y saludable es importante para mantener el sistema inmune fortalecido. Consumir diariamente frutas, verduras y granos enteros. También, grasas saludables que se encuentran en alimentos, como pescados grasos (ricos en Omega 3), nueces y aceite de oliva. Este tipo de alimentos tiene un alto contenido en nutrientes, como la vitamina C, zinc y otros antioxidantes, que ayudan a reducir la inflamación y a combatir las infecciones.

También se deben limitar las carnes rojas y, en especial, los alimentos procesados y fritos. Se deben incluir en la dieta diaria alimentos fermentados, ya que son probióticos que ayudan a desarrollar bacterias beneficiosas en el intestino, lo que estimula el sistema inmune y fomenta un intestino y una digestión saludable.

Algunos nutrientes específicos que debemos consumir con frecuencia son:

  • Cobre:  es un antioxidante y contribuye en las funciones de las enzimas digestivas
  • Hierro: si sus niveles están por debajo de lo recomendado, disminuye la capacidad de defensa de los glóbulos blancos
  • Selenio: potencia la actividad de las células de defensa
  • Zinc: cuando no hay suficiente en el organismo, afecta el crecimiento y aumenta la aparición de enfermedades autoinmunes
  • Magnesio: a menor consumo del necesario se presenta inflamación y envejecimiento
  • Vitaminas:
    • B6: en caso de déficit hay disminución de glóbulos blancos y respuesta alterada
    • B12: con niveles por debajo de lo normal se presenta disminución de células de defensa
    • C: aumenta la capacidad de las células para defender, posee una gran capacidad antioxidante
    • A: en caso de déficit falla la capacidad de las células de defendernos
    • E: a menor consumo se deteriora nuestra capacidad inmune, ya que esta vitamina nos protege de infecciones
    • D: estudios han demostrado una relación entre el déficit de esta vitamina y la incidencia de infecciones respiratorias

Hidrátate bien

Asegura una buena ingesta de líquidos evitando el alcohol y las bebidas con cafeína.

La deshidratación se asocia a un aumento de la temperatura corporal, confusión mental y dolor de cabeza. Y recuerda que la sensación de sed disminuye con la edad, así que deben tener especial cuidado las personas mayores y todavía más si presentan fiebre y tos.

Manejar el estrés y la ansiedad

El estrés y la ansiedad afectan negativamente al sistema inmunológico. Si los padeces de forma crónica producen hormonas que suprimen el sistema inmune favoreciendo infecciones.

Intenta controlarlos gestionando mejor tu tiempo y realizando actividades como leer, cocinar…

Realiza ejercicio con regularidad

Hacer ejercicio con moderación, entre 30 a 60 minutos casi todos los días mejora la inmunidad y ayuda a manejar el estrés. Pueden servir deportes como pilates o yoga.

Por otra parte, el ejercicio moderado, favorece el “rejuvenecimiento” tanto de las vías respiratorias, como de las defensas orgánicas, por lo que ayuda a evitar la recurrencia de los resfriados y procesos catarrales. Además, previene el aumento de peso, otro “enemigo” de la salud.

Duerme lo suficiente

Al estar privado de sueño, el cuerpo produce cortisol para mantenerse despierto y alerta. Esta hormona suprime la respuesta del sistema inmune. Tener un sueño reparador y dormir las horas suficientes reforzará de forma natura el sistema inmune.

El tiempo necesario que diariamente hemos dedicar a dormir viene determinado según la persona y la edad, aunque generalmente son necesarias entre 7 y 10 horas.

Deja de fumar

Hay indicios de que fumar va debilitando el sistema inmune de manera progresiva, hasta el punto de que ya no es capaz de detener o eliminar algunos procesos patológicos.

Toma suplementos para fortalecer el sistema inmunológico

Los suplementos son importantes cuando nuestras resistencia inmunológica lo reclama, pero sin olvidar que solo con un complemento a una vida saludable y unos buenos hábitos.

Algunos suplementos recomendados son algunos minerales y vitaminas, como la D y B12, el zinc  y el hierro. La vitamina D3 mejora la respuesta del sistema inmunológico frente a virus y bacterias.

También el reishi, shitake y maitake que son setas muy utilizadas en la Medicina Tradicional China y Japonesa por sus propiedades medicinales. Contienen betaglucanos. Se comercializan en forma de extractos en complementos alimenticios, pero el shitake y el maitake también pueden comprarse frescos o deshidratados.

BEBIDA CASERA PARA FORTALECER EL SISTEMA INMUNOLÓGICO

Ingredientes:

  • 1 cebolla mediana
  • 1 ramita (unos 6 centímetros) de jengibre, pelado y cortado en trocitos
  • ½ cabeza de ajo, pelado
  • 1 litro de leche de soja de cultivo ecológico
  • 1 cucharada de cúrcuma

Elaboración:

  1. Pelamos el ajo, cortamos la cebolla en trocitos y pelamos y cortamos el jengibre.
  2. Introducimos los ingredientes en una olla a presión junto con la leche de soja durante 5 minutos.
  3. Transcurrido el tiempo dejamos enfriar la olla, colamos la leche y vertemos en un cazo hirviéndola a fuego lento durante 15 minutos.
  4. Colar el preparado y estará listo para servir.

1 comentario en “Fortalecer el sistema inmunológico es muy fácil”

  1. Pingback: Granos en un tatuaje: causas y soluciones - CRÉATE A TI MISMA

Deja un comentario