Cómo tener un glow up

¿Aún no tienes claro lo que significa esta expresión? No te preocupes, aquí te explicamos que es tener un glow up y te damos todas las claves para tener uno.

Tener un glow up se traduce literalmente como brillar intensamente, aunque en este caso se refiere a sufrir una transformación física y mental notable sacando a la luz la mejor versión de ti misma.

Estoy completamente segura de que en algún momento de tu vida has sentido la necesidad de evolucionar, de cambiar y de buscar mejorar, pero no has sabido por donde empezar. En este artículo encontrarás todas las respuestas que llevas tiempo buscando.

Eso sí, antes de que sigas leyendo, debes ser consciente de que como cualquier proceso requiere de un tiempo prolongado, y no verás los resultados de un día para otro. Dicho esto, continuemos.

Cabello

Ya tengas el cabello natural o teñido, es súper importante cuidarlo de manera correcta para que esté sano, brillante y suave. Dependiendo del tiempo que tengas puedes dedicarte más o menos a su cuidado, así que aquí tienes unos sencillos pasos que puedes realizar diariamente, semanalmente o en cada lavado.

Diariamente

Usar aceites

Tanto si tu pelo es seco como si es graso nunca está de más aportarle un extra de hidratación. Tendrás que buscar uno que se adapte a tu tipo de cabello y a tus necesidades. No lo apliques nunca en tus raíces porque te quedarán muy grasas. Las puntas son la zona del pelo más seca y es ahí donde tienes que hacer especial hincapié.

Cepillar

Lo ideal es hacerlo con un cepillo de buena calidad, con cerdas de fibra natural y de puntas redondeadas. Se recomienda cepillar el cabello dos veces al día. Por la mañana te ayudará a activar la microcirculación sanguínea después de las horas de sueño. Con esto conseguirás una mayor suavidad del cuero cabelludo. Por la noche eliminarás todas aquellas impurezas que se han ido acumulando durante el día.

Usar fundas o gorros de satén

Si usas gorros de satén o fundas de almohada de este material, estarás reduciendo el encrespamiento, impidiendo que la humedad del pelo disminuya (evitando la deshidratación), disminuyendo la rotura durante la noche. Además, también previenen la aparición de arrugas en el rostro ya que evitan que en la piel se produzcan pliegues, marcas, etc.

Al lavarlo

Secar de manera correcta

Lo ideal será que lo dejes secar al aire de manera natural, para así evitar dañarlo. Pero si no puedes soportar este proceso, lo mejor es que uses toallas de algodón en vez de microfibra. Esto es porque absorben mejor el agua y evitan el frizz.

El truco está en enrollar la toalla a modo de turbante y dejarla unos 20-30 minutos. Tenemos que intentar eliminar la costumbre de frotar el pelo entre la toalla, ya que así solo conseguimos enredarlo y partirlo.

Lavar con agua fría

Creo que la mayoría de personas odiamos este paso. Realmente no es necesario realizar todo el proceso con agua fría, sirve con que antes de salir demos el último enjuagón de esta manera. El agua fría aumenta el flujo sanguíneo en la cabeza, y por lo tanto contribuye a la llegada de nutrientes y oxígeno a los folículos pilosos, consiguiendo así un pelo sano, fuerte y brillante.

Semanal

Usar mascarillas

Puedes optar por usar mascarillas hechas en casa o comprar alguna. El día que vayas a lavar tu pelo, aplícala un rato antes y déjala actuar. Lo ideal será que aportes calor para abrir las cutículas del cabello y favorecer la absorción. Notarás una enorme diferencia cuando lo laves y seques, tu cabello estará suave y brillante.

Masajear

Antes de acostarte dedica unos minutos a masajear todo el cuero cabelludo para favorecer la circulación. De esta manera lucharás contra la caída capilar, aumentarás el crecimiento, y conseguirás una mejor nutrición y oxigenación del cabello.

Cara

Todo ser de este planeta presenta en su rostro manchas, acné, ojeras o poros dilatados. Y aunque son completamente naturales a nadie le gusta lidiar con ellos, y si no cuidamos nuestra piel de manera correcta sólo conseguiremos empeorarlos.

Diario

Beber suficiente agua

El agua libera el exceso de suciedad y actúa como un hidratante natural, de esta manera conseguiremos una piel libre de impurezas, fresca y brillante.

Y eso sin contar con que ayuda a nuestros riñones, mantiene la temperatura corporal, protege la médula espinal, lubrica y amortigua las articulaciones, y un largo etcétera.

Come de manera saludable

Una dieta saludable y equilibrada nos hará lucir un buen aspecto tanto por dentro como por fuera. Incluye frutas, verduras, aceite de oliva, cereales, legumbres, frutos rojos, carne y pescado.

Recuerda que un déficit de vitaminas o oligoelementos pueden ocasionar enfermedades como la anemia o pelagra, entre muchas otras.

Sigue una rutina facial

Nuestra piel necesita que la limpiemos, hidratemos y protejamos todos los días. Lo primero que debes hacer es averiguar cual es tu tipo de piel ya que no todas se cuidan iguales. Puede ser grasa, mixta, seca, sensible…Una vez que lo sepas tendrás que buscar unos productos que cubran todas tus necesidades.

Aquí te dejo una rutina completa para pieles secas y otra para pieles grasas (basada en los productos de The Ordinary).

Semanal

Usar mascarillas

Las mascarillas faciales son un aliado indispensable para mantener nuestra piel en un estado óptimo. Gracias a ellas podemos aportar una gran variedad de beneficios a nuestra piel, como nutrición, hidratación, un extra de luminosidad…

Aquí te dejo 50 mascarillas caseras. Podrás encontrar para todo tipo de pieles y necesidades.

Usar exfoliantes

Cuando exfoliamos nuestra piel eliminamos las células muertas logrando que la piel quede limpia y tonificada. Prevenimos el envejecimiento ya que activa la circulación y favorece la oxigenación.Renueva la piel estimulando la liberación de toxinas a través de los poros. Mejora la apariencia devolviendo a la piel un aspecto uniforme y suave…

Recuerda no abusar de la exfoliación, ya que conseguirás efectos adversos en la piel.

Realizar masajes linfáticos

Son un tipo de masaje, suave y ligero, cuyo objetivo es trabajar sobre el sistema circulatorio para movilizar los líquidos del organismo favoreciendo así la eliminación de las sustancias de deshecho que se acumulan en el líquido intercelular (entre las células).

Los masajes linfáticos faciales tienen infinidad de beneficios como combatir la formación de bolsas en los ojos, evitar la inflamación, activar la circulación sanguínea para que la piel absorba mayor cantidad de nutrientes, depurar el rostro de toxinas y desechos, eliminar el exceso de grasa en el rostro, etc.

Cuerpo

Nuestro cuerpo es muy importante tenerlo bien cuidado ya que el nos cuida a nosotros por eso es relevante fijarnos y cuidar de el.

Diario

Ejercicio

Mantener nuestro cuerpo en forma nos ayudará a vernos bien y conseguir aumentar nuestra autoestima. La intensidad de los ejercicios dependerá de los resultados que quieras ver o si disfrutas o no de esta actividad.

Si eres una persona a la que no le gusta ejercitare, deberías de hacer el esfuerzo de salir a caminar mínimo media hora al día, y a partir de ahí ir aumentando el tiempo y la velocidad.

Hidratación

Es importantísimo una buena hidratación para el correcto funcionamiento de nuestras células. Por supuesto es necesario beber abundante agua todos los días, pero recuerda que las frutas también tienen un gran porcentaje de agua, además de vitaminas.

Al salir de la ducha no olvides usar alguna loción hidratante, ya sea en crema o aceite.

Aclarado

Si presentas una tonalidad más oscura en algunas zonas como las axilas o los codos, puedes usar remedios naturales para reducir la pigmentación y conseguir un tono más uniforme.

Perfume

A todos nos gusta ir oliendo bien, así que no olvides usar colonia o perfume a diario. Puedes llevar siempre contigo un bote pequeño, tipo a los de muestra, que te permita volver a reponerlo cada varias horas.

Semanal

Depilación

Realmente el periodo de tiempo que transcurra entre una depilación y otra dependerá del método que uses.

Si rasuras el pelo tendrás que depilarte con más frecuencia que si usas cera.

Existen diversos métodos de depilación como la cera, los láseres, el IPL, la cuchilla, la depilación mecánica…

También puedes optar por decolorarlo si no quieres extraer el pelo, o por supuesto no hacerte absolutamente nada.

Exfoliación

Al igual que en el rostro, la exfoliación es muy beneficiosa para que nuestra piel luzca bien.

Uñas

Las manos son una de nuestras cartas de presentación frente al resto de personas. Cómo las cuidemos dice mucho de nosotros. Unas uñas bien cuidadas son indispensables para causar una buena imagen.

Cuando hablo de uñas bien cuidadas no me refiero al uso de esmaltes, acrílicos o geles para que luzcan perfectas (esto es opcional y depende del gusto de cada persona) me refiero a unas uñas limpias, limadas e hidratadas.

En el mercado hay productos para cuidar tus uñas que dan unos resultados maravillosos, pero si prefieres no invertir mucho dinero en este punto, puedes aplicar todos los días unas gotitas de aceite de oliva y masajearlas, es una opción cómoda y económica que te ayudará muchísimo.

Mental

Trabaja todos los días en alejar los pensamientos negativos de tu mente y vibrar en una energía positiva, es la mejor manera de atraer a nuestra vida cosas buenas y positivas.

Otros consejos que puedes aplicar para ser mejor cada días son:

Espero que esta guía te sea de ayuda para conseguir ese glow up que estás buscando. Recuerda que es un proceso que llevará su tiempo, pero será gratificante ver cómo llegan esas mejoras.

Deja un comentario