Cómo cumplir los propósitos de año nuevo

Nuevo año, y nuevas metas. El comienzo de año es el momento perfecto para cumplir tus propósitos ¿no? comer más sano, ahorrar más dinero, dejar de fumar o bajar de peso. Pero ¿sabes que sólo el 8% realmente cumplen sus propósitos de año nuevo?

A continuación te dejo el TOP 10 de propósitos más comunes ¿te identificas con alguno?

  1. Hacer más ejercicio
  2. Dejar de fumar
  3. Aprender algo nuevo
  4. Perder peso y hacer dieta
  5. Comer saludable
  6. Salir de las deudas y ahorrar dinero
  7. Pasar más tiempo con la familia
  8. Viajar a nuevos lugares
  9. Sentir menos estrés
  10. Beber menos

No es que quiera deprimirte o desmotivarte, pero me gustaría mostrarte la realidad. El 25% no logran sus propósitos ni siquiera durante la primera semana de Enero, el 77% abandona después de la primera semana, el 40 % en 6 meses y sólo el 8% cumple durante todo el año.

¿Te gustaría pertenecer a ese 8% de personas que consiguen sus objetivos? Pues bien, quédate que te cuento como conseguirlo.

¿Porqué se abandonan los propósitos?

Tus propósitos son muy grandes y poco realistas

Al fin y al cabo la clave de cumplir tus propósitos de año nuevo está en la constancia y en crear nuevos hábitos. No está mal tener metas ambiciosas mientras seas consciente de que el camino para lograrlas será largo. Dar el primer paso y lograr cumplir una meta tan grande, es simplemente una fantasía. El agobio de ver lo difícil que se vuelve a lo largo del tiempo cumplir tu meta, te obliga a renunciar y volver a tu rutina de toda la vida.

Es muy difícil mantener metas tan ambiciosas durante todo el año. Tu motivación es muy alta al inicio del año, pero conforme pasan los meses, esta motivación disminuye y empiezan a aparecer las excusas. Tu fuerza de voluntad no es suficiente para continuar con este gran propósito. Lo que ocasiona que renuncies al poco tiempo después.

Tienes muchos propósitos a la vez

Es este caso puedes olvidarte de la frase más es mejor. Convertirte en la mejor versión de ti mismo te costará mucho esfuerzo y dedicación, no intentes lograrlo todo a la vez. Tener muchos propósitos que cumplir en tu día a día, te genera estrés innecesario, lo que contribuye a que fracases con todas las metas que te propusiste.

Para lograr construir un nuevo hábito en tu vida, es necesario tomar decisiones conscientes a lo largo del tiempo. El problema es que la toma de decisiones no siempre es lineal, y se ha visto que es probable que cada decisión agote tu energía mental. Y cuando tu energía mental está agotada, tu autocontrol o fuerza de voluntad también disminuye.  Lo que ocasiona que tus decisiones sean incorrectas.  Por eso, mientras menos decisiones tengas que tomar, más acertadas serán.

Tu propósito es poco específico

La clave para cumplir tus propósitos de año nuevo es ponerte metas específicas, no generales. Mientras más específica sea tu meta más posibilidades de ser constante y de obtener resultados. Por ejemplo puedes cambiar el comer más sano por desayunar más sano o el hacer ejercicio por salir a caminar. Te aseguro que hará que tu objetivo se vuelva mucho más fácil de cumplir.

No tienes claro por qué te lo propusiste

Definir la razón principal para lograr tu meta, te motiva en todo el camino. Es una forma de que nuestro cerebro acepte esta nueva actividad. La única regla es que seas realmente honesto contigo mismo.

Ten claro por qué te pusiste esa meta, y cuando veas que estás desistiendo acuérdate de esa razón que te motivó a proponértelo en un principio.

No planeas, sólo improvisas

Necesitas una estrategia para conseguir tus metas. Primero establece unos pasos para alcanzar tu meta, puedes ponerte objetivos más sencillos al principio para sentirte motivado al ir alcanzándolos. Así, también puedes anticiparte a los posibles impedimentos que puedas encontrar: anota los obstáculos y planea como superarlos.

Cuando solo te enfocas en lo que quieres lograr o en el tiempo límite para lograrlo, pero no en el proceso, es muy probable que no logres obtener esos resultados que estás buscando.

Es lo que ocurre los primeros meses del año, al no ver los resultados “esperados”, renuncias y sientes una especie de fracaso (incluso si efectivamente lograste un avance).

Todo lo anterior, también  puede ocasionar que intentes buscar soluciones rápidas (pero temporales).

Piensas en negativo

Cambia tu mentalidad. Liberarte de una mentalidad negativa y ser más positivo no sólo te ayudar a conseguir lo que te propongas, también te hará sentirte mejor y más feliz. Coge una libreta y anota todos tus propósitos y después pregúntate por qué no los has conseguido antes, ¿qué era lo que te frenaba? Después coge los pensamientos que se interponían entre tus metas y tú, y cámbialos por motivaciones y pensamientos positivos.

¿Cómo cumplir tus propósitos de año nuevo?

Empieza con un solo propósito a la vez 

Esto no quiere decir que no puedas lograr más de un propósito por año, esto sólo significa que debes centrarte en uno a la vez. Alcanzar la meta inicial te ayuda a alcanzar otras aspiraciones más grandes.

Además empezar con un solo propósito, mejora tu autoestima y confianza, lo que en conjunto ponte la base para que tus siguientes propósitos sea aún más fácil de lograr.

Para llegar al último escalón, tienes que pasar por todos los escalones.

Escribe en un papel 

Escribir hace que tu meta deje de ser una idea o pensamiento invisible, lo que te ayuda a visualizarlo concretamente y a tomar acción. Además ese papel puede funcionar como un potente recordatorio para que visualmente sientas esa presión para tomar acción.

Convierte tu propósito en una acción específica y haz un plan

Tus propósitos de año nuevo son en realidad hábitos que quieres cambiar o hábitos saludables que quieres incorporar. Para lograr convertir una acción en un hábito automático en tu vida, es importante que esa primera acción sea sumamente fácil de lograr y sobre todo que escribas tu plan de acción. 

Así que solo tienes que escribir una acción que defina estos 2 puntos: 

  • Que te ayude a visualizar exactamente qué estarás haciendo
  • Que te permita identificar fácilmente si lo lograste o no

Escribir detalladamente todos los pasos que tienes que seguir para ejecutar tu pequeña acción inmediata es la clave para ser constante.

Empieza hoy mismo y se constante

La clave para lograr tus propósitos es la constancia. La práctica diaria hace que logres cosas extraordinarias.

El simple hecho de supervisarte a ti mismo, te recuerda constantemente lo que quieres lograr, y te permite probar, evaluar y corregir tu plan de acción.

Una “cadena de metas” es una gran herramienta para medir tus avances con tu plan de acción. La única regla de una cadena de metas es no romper la cadena de días cumplidos.

Ahora que sabes porque el 92% de las personas fracasan y tienes al alcance de tu mano todos los pasos para cumplir tus propósitos de año nuevo, espero que este año seas capaz de convertirte en esa nueva versión que llevabas tiempo intentando ser.

Deja un comentario